Azúcar y edulcorantes artificiales: desde la medicina natural y preventiva

El azúcar (o sacarosa) y los edulcorantes artificiales no existían desde el inicio de la humanidad. Por ello desde la medicina natural y preventiva, recomendamos aumentar el consumo de alimentos crudos y frescos, obtenidos de la tierra - de la naturaleza directamente - y no tanto de procesos industrializados.

Pero se sabe cuán difícil es hoy en día, obtener una alimentación 100% natural, ya que de fácil alcance, se tienen varios productos preparados con aditivos, colorantes, sabores artificiales y edulcorantes...Y probablemente, no se va a cambiar de la noche a la mañana, la dieta tradicional que se lleva de toda una vida.

  
Por ello, es necesario conocer la importancia de reducir el consumo de azúcar y en lo posible de edulcorantes artificiales, o por lo menos, saber elegirlos.

Así debo reafirmar, en primer lugar, que la sacarosa en exceso, incrementa el riesgo de sobrepeso, obesidad, enfermedades metabólicas como la diabetes (“azúcar alto de la sangre”), hipertrigliceridemia (“triglicéridos altos”) e incluso enfermedades inflamatorias. Cuando la dieta es rica en azúcar, las comidas son más densas en energía, así, su consumo frecuente, sumado al sedentarismo, promueve la obesidad y por mecanismos fisiopatológicos, se alteran las vías de señalización de la insulina y la leptina, induciendo resistencia a estas hormonas por parte de los tejidos, llevando un cambio en el genotipo de la persona (1) y a una insulinorresistencia, que es el primer paso hacia la enfermedad llamada diabetes mellitus tipo 2. 


Por este motivo, reducir el consumo de azúcar en personas sanas, ayuda a prevenir trastornos crónicos como los mencionados en el párrafo anterior, y en personas con enfermedad, es uno de los pilares de tratamiento... Si tienes inquietudes, consulta con tu médico o nutricionista de cabecera.


En segundo lugar, un edulcorante artificial, también llamado sustituto del azúcar, es un aditivo que duplica el sabor dulce y usualmente tiene un bajo o nulo valor calórico (2). En estudios con animales, se ha demostrado que pueden producir ganancia de peso, tumores cerebrales y carcinogénesis (2), pero la evidencia es controversial cuando se extrapolan los resultados en humanos.


La evidencia disponible, aunque es numerosa, no aporta pruebas concluyentes en cuanto a beneficios de los edulcorantes (3) en la pérdida de peso o regulación de la glicemia (“azúcar" en la sangre) en pacientes diabéticos y tampoco hay evidencia en cuanto a riesgo de cáncer, diabetes o caries en pacientes sanos (4), pero sí han estado asociados a dolores de cabeza, depresión, enfermedad de Alzheimer y trastornos del comportamiento (5), especialmente en lo que concierne a la sucralosa y el aspartame (5).
Sin embargo, la FDA (Food and Drug Administration de Estados Unidos), ha aprobado el uso de sustitutos del azúcar y comprobado su seguridad cuando no se exceden las ingestas diarias aceptadas, tal es el caso del aspartame, la sucralosa, el acelsufame-K, la sacarina y la Stevia.

Entonces, ¿cuáles son las recomendaciones?


Aunque desde la medicina natural y preventiva buscamos que el paciente abandone el consumo de productos con sabor dulce de origen "artificial", no siempre es posible, así que: 


1. Si no puedes abandonar el consumo de aditivos dulces, prefiere el consumo de Stevia natural, de color verde que es la propia de la planta: en hojas o en polvo de hojas secas, pues no ha sufrido ninguna modificación química mediada por el hombre. Es de bajo valor calórico y con una pequeña cantidad basta para endulzar. Prefiere evitar la de aspecto blanco, pues ella suele tener preservativos adicionados como el benzoato  de sodio u otros edulcorantes artificiales.


2. Si no sufres problemas de sobrepeso u obesidad, o alguna enfermedad crónica que lo contraindique, la panela y la miel, que son de origen natural, pueden ser otra opción para endulzar. Ten en cuenta que son de alto valor calórico, así que si tienes dudas en cuanto a su consumo, consulta a tu médico o nutricionista.

3. Si necesitas comprar productos empacados o bebidas envasadas mientras que implementas cambios positivos en tu estilo de vida, prefiere elegir los sustitutos del azúcar de origen natural como: eritritol, glicerol, inulina, lactitol, maltitol, manitol, sorbitol, stevia, xilitol (2). Y como última opción, aquellos de origen industrializado como aspartame, acesulfame-K y sucralosa (2). Por esto, lee los ingredientes de tus productos.


4. En presencia de alergias, enfermedades autoinmunes (que atacan el propio cuerpo), migrañas u otra sintomatología crónica, consulta con tu médico para recibir orientación específica para tu caso en particular.


REFERENCIAS BIBLIOGRÁFICAS


1. Faculconbridge LF, Hayes MR. Regulation of energy balance and body weight by the brain: a distributed system prone to disruption. Psychiatr Clin N Am [Internet]. 2011;34:733-45. doi.org/10.1016/j.psc.2011.08.008


2. Tandel KR. Sugar substitutes: Health controversy over perceived benefits. J Pharmacol Pharmacother. 2011;2(4):236–243. doi:10.4103/0976-500X.85936


3. Toews I, Lohner S, Küllenberg de Gaudry D, Sommer H, Meerpohl J. Association between intake of non-sugar sweeteners and health outcomes: systematic review and meta-analyses of randomised and non-randomised controlled trials and observational studies. BMJ 2019; 364 doi: https://doi.org/10.1136/bmj.k4718 (Published 02 January 2019)


4. Gómez-Vázquez. La paradoja de los endulzantes sin calorías. Med Int Méx. 2017 marzo;33(2):204-208.


5. O.M.E. Abdel-Salam, N.A. Salem, M.E.S. El-Shamarka, J.S. Hussein, N.A.S. Ahmed, M.E.S. El-Nagar. Studies on the effects of aspartame on memory and oxidative stress in brain of mice. Eur Rev Med Pharmacol Sci. 2012;16(15):2092-2101


Comentarios

Entradas más populares de este blog

La clave para alcanzar una buena salud y prevenir enfermedades...

Cigarrillos electrónicos (Cig-e): un riesgo que puedes prevenir y debes evitar

Tratamientos en PhysisNoa Medicina Integrativa. Dra Iveth Ussa